Saltar al contenido
Juguetik

Caballitos de madera

Cuando hacemos mención al caballo, caballito o bien sea balancín, nos referimos en forma distinta al mismo juguete con una silueta de caballo; lo que ocurre es que estos nombres son conocidos en diversos países. Entonces, hablamos de un juguete que es hecho en madera que tiene una forma de caballo, viene en un único tamaño para niños y niñas pequeños hasta los 8 años de edad o menos.

Sus bases arqueadas hacen que se balancee hacia adelante y atrás y puede venir en colores distintos como también podría venir sin color alguno. Esto último es provechoso porque el infante puede decorarlo a su gusto y ponerle hasta cabello si gusta; ya es imaginación del niño. Además, no solo vienen en ese estilo, existen también solo con un palo con cabeza de caballo.

Caballo Balancín de Madera

El caballito es nada más y nada menos que un juguete infantil sencillo, cuya forma va a imitar un caballo que se puede balancear. Este apareció bajo el aspecto que poseía actualmente a mediados del siglo XVII. Poco después este se hizo muy popular durante esos dos siglos siguientes, esencialmente en Inglaterra. Así pues, gracias a la revolución de la industria, se formó la producción de estos juguetes a una gran escala a partir del año de 1840. Además, en los ambientes rurales más que todo, estos fueron fabricados por muchísimo tiempo de modo artesanal hasta mediados del siglo XX; en la actualidad aún podemos disfrutar de tan grandioso juguete.

Caballo en Madera vs Plástico

Curiosidades
Mucho ha sido la evolución que ha tenido la industria de juguetes que no solo podemos decir que hemos visto solo este tipo de juguete en madera sino en plástico. Sin embargo, existen diferencias muy importantes que debemos hacer mención con respecto a este tipo de juguete en especial. Al decir esto me refiero que hay mucho que decir con respecto a ambos materiales, entre ellos las diferencias a continuación:

En madera

  • Es más seguro por el tipo de material.
  • Resistente al agua.
  • Puede tener largas horas de juego sin preocuparse de que se vaya a romper, deformar o incluso a desarmar a pedazos.
  • El caballo, despierta no solo la curiosidad del niño sino la creatividad, el sentir distintas texturas y la imaginación al jugar.
  • Ante cualquier situación respecto al juguete donde se vea afectado es simple de reemplazar o bien sea reparar.
  • Vienen en distintos grosores, ya sea, delgado, mediano o grueso.
  • Puede adquirirlo con o sin color.
  • Vienen en varios tipos y con seguridad entera para el infante, es decir, con bracera completa hasta el espaldar. De forma original sin espaldar, como también a medio espaldar y además también viene otro estilo que se compone de un palo con la cabeza de caballo.
  • En altura puede venir un poco alto o medio.
  • Los encontramos también con rueditas para que este pueda pasear.

En plástico

  • Puede deformarse con el tiempo.
  • No puede ser dejado al sol por largo tiempo.
  • Se puede mojar, si, pero el agua con el tiempo es posible que lo deteriore de igual manera.
  • Solo vienen en colores.
  • No tiene una definición a detalle de la silueta del caballo como tal.
  • No puede decorarlo o pintarlo.
  • Ruedas no tiene.
  • Al balancearse puede que o se vaya hacia atrás o adelante provocando un accidente para el niño o niña por ser de plástico y muy ligero a su vez. Otros podrían llegar a ser se plástico tan grueso que no brinda el balanceo como debería, haciendo que el infante se aburra rápido. Como ya sabrás, si esto pasa olvidará el juguete por completo.